El desarrollo es, por lo tanto, un objetivo apropiado que debe ser creado a través de métodos sostenibles

Según la definición de la Comisión Brundtland (Potter 2002) pág. 117, el desarrollo sostenible es el «desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades». Todos debemos buscar el sostenimiento del desarrollo de las naciones, la equidad entre las clases sociales y el fin de la pobreza. El desarrollo es, por lo tanto, un objetivo apropiado que debería crearse a través de métodos sostenibles, a fin de lograr el crecimiento y la participación de las personas en su propio desarrollo.

La economía se basa en su fuente principal, el medio ambiente – la naturaleza que proporciona los animales, las plantas, el aire, el agua, la tierra y así sucesivamente. Si no protegemos nuestra fuente primaria de vida, tarde o temprano va a afectar nuestra salud, calidad de vida. La equidad social se obtiene a través de una economía fuerte y la satisfacción de otros tipos de necesidades, más allá de las básicas. Estas tres conforman un ciclo interconectado que nos provee de casi todas nuestras necesidades.

Spangenberg (Spangenberg 2004), pg 12 señala cuatro temas que debemos abordar:

-El reto medioambiental, la degradación de la base natural de la vida humana
-El primer desafío social, la distribución cada vez más desigual de los ingresos y los bienes,
-El segundo desafío social, el alto número de personas que viven en la pobreza
-El desafío institucional, las amenazas resultantes para la paz y la seguridad.

Estas cuestiones buscan, a través de la administración pública apropiada, proporcionar a los ciudadanos las oportunidades de tener una vida digna, base de un desarrollo sostenible. Así pues, una vida digna se ve afectada por las siguientes cuestiones, como señalan Rogers y otros (Rogers 2008), y son factores que deben tenerse muy en cuenta para lograr el desarrollo sostenible:

-Planificación de la población. Según Rogers et al (Rogers 2008) pág. 53, «el crecimiento de la población no es un factor tan importante en la degradación del medio ambiente» pero, estoy de acuerdo con los autores en que cuando mejora la competencia por recursos como la tierra y el agua se intensifica lo que puede traer conflictos.

-Participación. Cuando los ciudadanos influyen y controlan las actividades que traen su propio desarrollo, incluyendo a los pobres y los desfavorecidos

-Fallas de la política y del mercado. Especialmente ser indiferente a lo que está dañando los recursos, o dar prioridad a las actividades de deforestación.

-Buena gobernanza. Se señala su relación con los fallos del mercado y el éxito de la política, lamentablemente, en muchos países en desarrollo, por ejemplo, la corrupción es común y se caracteriza por el aprovechamiento de cualquier oportunidad para abusar de otras. En mi opinión, es una amenaza injusta para el desarrollo o, lo que es peor, para el cáncer. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD 2008), «La erosión de los derechos humanos y el respeto de la autoridad constitucional obstaculizan los programas destinados a aliviar la pobreza y aumentar la seguridad humana». Los efectos de la corrupción son peores para los pobres y en los países en desarrollo.

-Prevención y gestión de desastres. Los desastres pueden afectar a todo el mundo en cualquier momento y la gente debería ser consciente de ello. Los desastres son inesperados, con poca o ninguna advertencia u oportunidad de prepararse. El personal disponible y los servicios de emergencia pueden verse abrumados inicialmente por la demanda de sus servicios, y las vidas, la salud y el medio ambiente están en peligro (CT Department of Emergency Management & Homeland Security 2003). La migración de los habitantes rurales a las ciudades urbanas, en busca de más oportunidades de trabajo, servicios de salud u otros, hace que las personas se ubiquen en los alrededores o en las laderas de las ciudades, donde los servicios públicos son escasos o no existen, así como el transporte u otros servicios a la comunidad. Por lo general, las personas se desplazan en condiciones deficientes, lo que agrava el crecimiento económico de las ciudades.

-Desastres naturales. La gestión de desastres se solicita como requisito para el desarrollo sostenible porque afecta a sectores como el social, el económico y el ambiental.

Críticas de la 1ª Revolución Verde

La revolución verde (GR) se puso en marcha originalmente en respuesta al crecimiento de la población durante los años 60. Como pasó por alto Malthus, la innovación se convirtió en la solución para manejar el crecimiento exponencial de la población. El suministro de alimentos se incrementó a través de la implementación de variedades de alto rendimiento (HYV’s) de cultivos que fueron genéticamente modificados para aumentar los rendimientos. En un principio se pensó que este era un esfuerzo exitoso. El rendimiento del arroz y el trigo en la India se triplicó a medida que más cultivos pudieron crecer en la misma cantidad de tierra. La GR fue elogiada por aumentar la productividad per cápita, crear cultivos más resistentes, utilizar menos fertilizantes y acortar las temporadas de cultivo (Benson 2007).

Sin embargo, a medida que la revolución verde se fue expandiendo, surgieron problemas sociales, económicos y ambientales. Los problemas económicos comenzaron porque las nuevas variedades de cultivos eran costosas, lo que creó una situación en la que sólo los agricultores más ricos podían cultivarlas. A medida que aumentó la producción de alimentos para estos agricultores más ricos, los precios de los alimentos se desplomaron. Los agricultores de menor escala no pudieron competir con estos precios y se vieron obligados a vender a los grandes monopolios que se estaban consolidando. Esto, junto con el hecho de que la mecanización de las explotaciones agrícolas creó un mayor desempleo, provocó problemas sociales debido al aumento de la gente que se alejó de los sectores rurales y se trasladó a los urbanos. Las ciudades se saturaron de ex agricultores desempleados que buscaban empleo, lo que generó numerosos problemas sociales (Benson 2007).

Desde el punto de vista ambiental, se pasó por alto que el aumento del rendimiento por superficie significaría un aumento de la presión sobre la tierra para esa zona. El aumento de los niveles de irrigación provocó la salinización del suelo, mientras que el aumento de la demanda de agua provocó la intrusión de agua salada en los acuíferos. Debido a que los cultivos de reciente creación eran más resistentes a los efectos nocivos de los plaguicidas, los agricultores comenzaron a utilizar más plaguicidas en lugar de menos. Posteriormente, esto contaminó aún más el suministro de agua, lo que dio lugar a un ciclo en el que los pobres se empobrecen más debido a la contaminación ambiental.

La Revolución Verde inicial fracasó en parte porque no examinó las externalidades. Miopeamente trató de centrarse únicamente en el problema de la producción sin considerar exhaustivamente las ramificaciones sociales, ambientales y económicas de su estrategia.

El artículo «The End of Plenty» (Bourne 2009), señala que el uso de plaguicidas y productos químicos está matando a los agricultores. También se ha demostrado que causa cáncer de la sangre en los agricultores. Por ejemplo, en el Punjab (India), los investigadores encontraron plaguicidas en la sangre de los agricultores, en su capa freática, en sus verduras e incluso en la leche materna de sus esposas. Otra razón es el alto costo de los fertilizantes y los plaguicidas, que ha sumido a muchos agricultores del Punjab en una situación de endeudamiento. Una segunda revolución verde podría basarse en la modificación genética sólo con el propósito de cultivar nuevas variedades con mayor rendimiento, menores necesidades de fertilizantes y tolerancia a la sequía, pero creo que, no obstante, una semilla tratada genéticamente podría implicar otros efectos secundarios aún desconocidos. Estoy de acuerdo con Rachel Bezner Kerr (Bourne 2009) pg. 58, en que las grandes empresas están presionando a los agricultores para que participen en programas extranjeros en lugar de utilizar métodos ecológicos y recursos y técnicas locales.

En general, la primera generación verde fracasó porque se centran sólo en el uso de la tierra sin tener un mejor plan de gestión para evitar el agotamiento. Esta primera generación verde ejemplifica la idea equivocada que todavía tenemos de que el desarrollo económico es la mejor opción para el progreso. El concepto de la segunda revolución verde es una versión mejorada de lo que los primeros practicantes querían hacer, pero esta vez se incluye el elemento ambiental.