3 mitos del envío internacional que no debes creer

El transporte marítimo internacional es a menudo mal entendido. De hecho, hay innumerables empresas que pueden beneficiarse de la aplicación de los procedimientos de importación y exportación, pero no lo hacen porque creen que algo es incorrecto.

Hay algunos factores que quieren tener en cuenta y que son correctos. Por ejemplo, las diferencias en los costos de envío pueden aparecer fácilmente al comparar diferentes países y productos. También es posible que se obtengan diferencias de ubicación. Cuando envías algo de Nueva Zelanda a Australia, es posible que pagues un precio, pero cuando envías los mismos artículos de Australia a Nueva Zelanda, la etiqueta del precio puede ser diferente.

A continuación no hablaremos de los hechos que ya conoces. Nos centraremos en tres mitos sobre el envío internacional que deben desaparecer.

Tienes que lidiar con el papeleo pesado

La mayoría de los empresarios creen que el envío internacional implica innumerables formularios y básicamente mucho papeleo. Si hay mucho papeleo, el envío va a tardar una eternidad. Este no es realmente el caso.

La verdad es que la mayoría de los envíos internacionales sólo requieren unos pocos documentos. Cuando trabajas con un socio de envíos de gran confianza, tu vida será mucho más fácil. Básicamente, es el operador de carga el que debe encargarse de todo el papeleo por ti. Esto ofrece una mayor claridad sobre los derechos de aduana.

Se le cobra más en base a los números de productos

Cuando se envía algo, es normal que el transportista tenga en cuenta el tamaño y el peso de los paquetes. Sin embargo, el número de productos enviados no cuenta cuando se analizan los costos de envío. Una gran parte de los costos de envío es en realidad el tamaño y la dimensión del paquete. La mayoría de los transportistas fijarán los gastos de envío basándose en las dimensiones de la caja.

Recuerda que la mayoría de las empresas de transporte ofrecen costos de envío estimados que puedes comprobar antes de aceptar los términos del contrato que firmes. Además, es una muy buena idea dejar que la empresa de transporte se encargue del embalaje. Esto se debe al factor de experiencia, que llevaría a cantidades mínimas de pago.

El envío internacional es muy caro

Obviamente, el transporte internacional cuesta más que el transporte nacional regular. Esto es completamente normal. Sin embargo, muchos proveedores de servicios hoy en día ofrecen tarifas increíbles para el envío de diversos productos. También hay algunas ofertas extras que existen cuando se dan algunas condiciones.

Tenga en cuenta que la competencia entre los transportistas es muy alta. Esto es especialmente cierto cuando se trata de situaciones inesperadas que conducen a menores volúmenes de envío, como la actual pandemia de coronavirus.

Pensamientos finales

Estos 3 conceptos erróneos de envío internacional son mucho más comunes de lo que se podría creer inicialmente. Nunca debes pensar que son correctas. Como se demostró, la verdad es completamente diferente.

La buena noticia para todos los negocios es que Internet evolucionó a un ritmo enorme en los últimos años. Puedes comprobar fácilmente las tarifas que ofrecen innumerables proveedores de transporte. Mi recomendación personal es que contacten con los operadores locales. Son los primeros en los que tienes que confiar porque quieren crear asociaciones con empresas locales para aumentar la estabilidad.